Narcotráfico

SALTO DEL GUAIRA.Denuncian a policías por supuesto robo de 100.000 reales

SALTO DEL GUAIRÁ. Un supuesto cigarrillero, padre de un joven que fue muerto por sicarios la semana pasada, denunció que policías lo despojaron de 100.000 reales (unos G. 145 millones) y una pistola.

Dicha denuncia fue efectuada por Fabio Costa, alias “Pingo”, padre de João Víctor Richena Costa, menor de 17 años, que fue baleado por sicarios el pasado 26 de julio, en el interior del condominio cerrado “7 Saltos”.

El despojo, según la denuncia, se habría producido minutos después de la ejecución por los primeros policías que llegaron en el lugar del hecho. El dinero se encontraba en una caja de cartón que estaba en la camioneta de la víctima, que desapareció tras la intervención policial, al igual que una pistola, marca Glock 9 mm y algunos celulares, uno de ellos un IPhone propiedad del menor fallecido.

La queja fue presentada ante el fiscal Vicente Rodríguez, quien como primera medida allanó la casa del subcomisario Jorge Antúnez, titular del puesto policial del barrio “Karen Luana”, quien fue el primero en llegar al sitio.

El agente del Ministerio Público dijo que cuenta con filmación que corrobora que efectivamente fue la patrullera de Antúnez el que estuvo en el lugar, antes que todos, seguida por un vehículo con efectivos del Departamento de Investigaciones.

Informó, además, que en el allanamiento en el domicilio del uniformado no se encontró ninguna evidencia relacionado a la denuncia. Tampoco cuenta con novedades con relación a los sicarios y mandantes del crimen del menor.

Jorge Ramírez, abogado del policía investigado, expresó su extrañeza por la rapidez con que el Ministerio Público actuó contra su cliente. Cuestionó que el fiscal Rodríguez dio como válida la denuncia de una persona que siquiera presentó una cédula de identidad, y cuya actividad en la ciudad nadie sabe a ciencia cierta.

Por otro lado, el propio Fabio Costa aclaró que él estuvo conduciendo el vehículo en el que fue muerto su hijo. Aseguró que el “blanco” de los sicarios era él y que por milagros logró evitar su muerte; no así su hijo menor que iba en el asiento de acompañante y recibió gran cantidad de disparos, falleciendo en el mismo sitio.

Fuente: ABC DIGITAL

Comentarios

Más popular

Arriba