Conectate con nosotros

Narcotráfico

En acción conjunta, fuerzas de seguridad del Brasil destruyen puertos clandestinos

Publicado

en

Fuerzas de seguridad y control fiscal del Brasil realizaron una serie de intervenciones en costas del lago Itaipu con la destrucción de cinco puertos clandestinos, utilizados por organizaciones de contrabandistas y traficantes “binacionales”, conformadas por brasileños y paraguayos, mayormente integrantes del Primer Comando Capital (PCC) y en menor medida el Comando Vermelho (CV).

Los puntos clandestinos de ingresos de todo tipo de productos ilegales al Brasil, que tiene sus réplicas en las costas paraguayas del lago Itaipu y el río Paraná, aguas abajo de la zona de embalse de la represa hidroeléctrica, fueron destruidos en el marco de la segunda edición de la Operación Importunus, informó la Policía Federal del Brasil (PFB).

Las acciones involucran a agentes de la PFB, Policía Civil, conformada por los Grupos Tigre y Goa. La misma fuente igualmente informó que también intervinieron el Batallón de Frontera (BPFron) y soldados de las Fuerzas Armadas brasileras.

El trabajo de inteligencia, seguimiento y mapeo de los puertos clandestinos se realizó desde el pasado fin de semana y se extendió ayer en la región de las ciudades brasileras de Guaíra y Foz de Yguazú, Santa Helena, Itaipulandia y otros municipios ubicados en el entorno del río Paraná y el lago Itaipu, donde son frecuentemente sorprendidos con cargas ilícitas llevadas desde la costa paraguaya.

Para la destrucción de los sitios utilizados para el contrabando fueron utilizados dinamitas, y maquinarias pesadas, destruyendo los accesos, imposibilitando su uso, ponerlos de nuevo demanda mucho trabajo por parte de las organizaciones criminales, pues tendrán que movilizar muchos recursos. Si bien eso no constituye problema, el mayor problema es la vigilancia montada en las zonas intervenidas por parte de la PFB.

100 KILÓMETROS

El año pasado, las fuerzas de seguridad destruyeron más de 40 puertos clandestinos, en un perímetro aproximadamente de 100 kilómetros, entre los municipios de Guaíra y Santa Helena. La fiscalización duró 20 días e involucró a diversas fuerzas de seguridad policial, además de las Fuerzas Armadas.

Esta primera etapa de la Operación Importunus se realizó en noviembre del año 2020, después de un amplio trabajo de seguimiento sobre acciones al margen de ley en esta región de frontera. El marco legal para estas intervenciones se ampara en el Programa de Seguridad en las fronteras y en regiones limítrofes, una iniciativa que también contempla movilizaciones similares como la desplegada en la Operación Ágata y Frontera Sur.

“Considerando que esos puertos clandestinos están instalados en medio de zonas boscosas en las costas del lago Itaipu fueron mapeados e identificados. Hay legislaciones vigentes que prevén acciones legales también contra los dueños de los inmuebles por permitir acciones ilegales en sus propiedades”, informó en un comunicado la Receita Federal.

Además del Brasil, Paraguay también realizó destrucciones de puertos ilegales. En junio de este año, una operación realizada en Ciudad del Este, Salto del Guairá y Novo Mundo dejó fuera de operatividad más de 20 locales usados para el paso de mercaderías y drogas.

Las nuevas acciones previstas en los próximos meses buscan frenar la importación ilegal especialmente de cigarrillos y productos agrícolas, dos grandes problemas que causan enormes perjuicios al comercio brasilero, además de ofrecer riesgos a la salud, señala la Receita Federal.

El lago Itaipu fue formado artificialmente en 1982 para ser el reservorio de la usina hidroeléctrica binacional. A partir de los años 1990, se convirtió en una de las principales rutas utilizadas por narcotraficantes y contrabandistas para ingresar sus productos al mercado brasilero.

El levantamiento realizado por el Batallón de Frontera (BPFron) y otras fuerzas de seguridad muestran que ya fueron mapeados más de 250 puertos clandestinos entre Foz de Yguazú y Guaíra.

Sigue leyendo
Anuncio

Tendencias