Conectate con nosotros

Narcotráfico

El fiscal Pecci, la “quema” de US$ 250 millones y la conexión pastoral-política con Colombia

Publicado

en

Marcelo Pecci fue uno de los fiscales embarcados en el operativo antinarco «A Ultranza py», el mayor de los llevados a cabo en nuestro país. Y que asestó pérdidas de US$ 250.000.000 a narcotraficantes que exportan toneladas de cocaína made in Colombia a Europa.desde Paraguay.

En marzo pasado, Pecci encabezó 12 allanamientos, de los cuales surgieron decomisos de inmuebles, vehículos, avionetas, embarcaciones y múltiples bienes pertenecientes a las bandas del crimen organizado.

En esas intervenciones, salió a luz el peso del clan liderado por Miguel Angel Insfrán (alias Tio Rico) y su hermano José Insfrán, quien oficiaba de pastor, asiduo  visitante de “iglesias” hermanas de Colombia.

Días después de que la fiscalía ordenara la detención de los hermanos Insfrán, asesinaron a Fátima Rejala, ex cocinera de Tio Rico. El fiscal Pecci declaró a los medios que el crimen, perpetrado por dos hombres, habría sido por orden del clan Insfrán, por presunta deslealtad y colaboración con la policía. Casi en el mismo lapso, la policía reportó que en Ypané, se verificó el hallazgo de un cadáver incinerado dentro de un vehículo al que prendieron fuego. La investigación de este hecho no descarta que el horrendo asesinato tenga relación al clan al operativo A Ultranza.

Doce días después del asesinato de la cocinera Fátima, el fiscal Pecci anunciaba la detención de
Wilson Adán Pereira Suárez, identificado como uno de los sicarios que asesinó a la mujer. El alto funcionario del Ministerio Público expresó que la pesquisa se encaminaba hacia el esclarecimiento de las conexiones en todos los niveles, de la agrupación narco que redobló apuestas para operar desde Paraguay.

LA CONEXIÓN COLOMBIA

El pastor José Insfran construyó un templo modelo en Curuguaty, cuyo costo multimillonario era motivo de comentarios en la zona. El medio de traslado del “religioso” en comunidades de la región era el helicóptero. El templo Avivamiento de la ciudad canindeyuense, disponía de 18 colectivos climatizados para transportar a feligreses.

Testimonios de lugareños, confirmados por la fiscalía, consignan que de manera frecuente llegaban ciudadanos de Colombia, que se presentaban como pastores de la iglesia Avivamiento. Todos los extranjeros llegaban y retornaban en avionetas propias.

Uno miembro de honor de la congregación Avivamiento en Paraguay,, fue el diputado Juan Carlos Ozorio, acusado por la fiscalía de liderar una banda narcotraficante que opera con drogas provenientes de Colombia y Bolivia.

El año pasado, el ex diputado Ozorio, invocando al Parlamento (cuyas autoridades negaron tal invitación), participó junto al Pastor Insfrán de un acto religioso en Colombia, invitando a los líderes “hermanos en Cristo” de ese país, para visitar la nación guaraní en donde, dijeron, “se está construyendo algo grande”. HOY

BUENAS RELACIONES CON “PASTORES” DE COLOMBIA

Sigue leyendo
Anuncio

Tendencias