Conectate con nosotros

Nacionales

Turismo es desaprovechado como generador de ingresos económicos

Publicado

en

saltodelguairaaldia.com Portal de Noticias de Salto del Guairá

Los economistas utilizan con frecuencia el concep­to de “ventaja comparati­va” para explicar por qué en comercio internacional los países deben buscar especializarse en la pro­ducción y exportación de aquellos bienes o servi­cios cuyos costes de reali­zación son relativamente bajos en comparación a otras naciones que po­drían producir lo mismo pero bajo costes sensible­mente más altos.

37861408629250
En materia de turismo, el Paraguay está, a priori, muy desfavorecido frente al primer destino turísti­co mundial, Francia, que anualmente recibe a más de 80 millones de visitan­tes. El vetusto país, ade­más de su rica historia y arquitectura, está situado estratégicamente y tiene costas sobre el Atlánti­co, el Mar del Norte y el Mediterráneo, además de compartir Los Pirineos con España y Los Alpes con Suiza e Italia.

Pero Paraguay también está en desventaja en la región, donde lindamos nada menos que con Bra­sil y Argentina, dos de los más conocidos destinos turísticos mundiales.

Sin embargo, la ventaja comparativa paraguaya reside en su exuberan­te y única naturaleza. El gran Chaco y el Pantanal paraguayo. Francia no lo tendrá jamás y Brasil, que lo comparte con Paraguay y que sí dedica especial cuidado al mismo, no lo promociona como debiera a causa de la diversidad de su oferta turística.

La Secretaría Nacional del Turismo debe entender que las Ruinas Jesuíticas son, justamente, ruinas. También debe compren­der que las costaneras de Encarnación y Asunción no pasan de infraes­tructura física básica en cualquier ciudad del glo­bo, así como que el Lago de Ypacaraí dista mucho de asemejarse al Titicaca o al Lago de Como, pero que la imponente belleza del Pantanal y la exclusi­vidad de su fauna y flora tienen todo el potencial para eclipsar a cualquier Palacio de Versalles.

CIFRAS

Ahora bien, viendo al turismo como una de las fuentes de ingresos más importantes de la eco­nomía, tenemos que, de acuerdo con los datos de Turismo en las Américas, publicado por la Organi­zación Mundial del Turis­mo (OMT), esta industria representa el 9% del PIB mundial (unos US$ 6,7 billones) y es responsable por uno de cada once em­pleos formales.

Sólo en el continente americano el turismo en 2012 movió US$ 213.000 millones, de los cuales US$ 23.500 millones en América del Sur.

De las 26 millones de personas que hicieron turismo internacional en Sudamérica en 2012, sólo 579.000 visitaron Para­guay, dejando no más que US$ 265 millones en caja, de acuerdo a la OMT, en tanto que Bolivia, con ca­racterísticas similares a Paraguay, recibió 1,1 mi­llones de visitantes.

INFRAESTRUCTURA

Si el enfoque de la oferta está equivocado en Para­guay, también lo está el concepto de la infraes­tructura necesaria para recibir a los visitantes.

Primero que nada hay que entender que el turis­mo que genera dividen­dos es aquel que visa la recepción de pasajeros de medio y alto poder adqui­sitivo, donde los jubilados juegan un rol importante, así como los turistas que viajan con sus familias.

Esto significa que el albergue romántico de paredes de tabla, sin aire acondicionado y hama­cas de punto no cuentan como infraestructura y que el visitante debe con­tar en su hospedaje con mejores comodidades que las que cuenta en su pro­pia casa.

Todo un trabajo de lo­gística debe ser encarado y una fuerte inversión en infraestructura es reque­rida. Habrá que facilitar el acceso inmediato vía aé­rea desde Asunción hasta los destinos promocio­nados, desarrollar toda una red de servicios para atender a los visitantes, desde la instalación de cajeros automáticos y sucursales bancarias, el montaje de restaurantes y bares y la proximidad de centros asistenciales o la garantía de poder acceder a uno en el menor tiempo posible.

Es una apuesta fuerte, pero el retorno de la in­versión es alto y la mate­ria prima es inagotable.

Francia hace de la indus­tria del turismo el 7% de su PIB (US$ 192 mil millo­nes). En Paraguay los US$ 272,7 millones ingresa­dos en 2013, hacen sólo el 1% del PIB, y habremos de tener presentes que el producto interior bruto francés arriba a US$ 2,7 billones, mientras que el paraguayo no supera los US$ 29.600 millones.

Tampoco es un proyecto a corto plazo, pero el Go­bierno de Horacio Cartes parece haber tomado la decisión de ordenar la casa desde los cimien­tos, lo cual indica que es el mejor momento para empezar a pensar en el desarrollo de una in­fraestructura turística con objetivos ambiciosos.

Solo tomar en cuenta que la industria deman­da una participación in­tensiva de mano de obra calificada, para lo cual las universidades y centros especializados deberán formar a los administra­dores, chefs, guías, etc., a lo que hay que sumar un ejército de obreros, sin olvidar el impacto indi­recto a través de la inten­siva demanda de provee­dores.

Lo dijo Carlos Slim en su visita a Paraguay “vivi­mos en la era de los ser­vicios”, y el turismo no es una industria nueva, su eficacia está más que probada. Horacio Cartes no tiene más que buscar el equipo técnico adecua­do y echar a andar la ma­quinaria.

5 DIAS

Sigue leyendo
Anuncio

Tendencias