Conectate con nosotros

Nacionales

Asintomáticos tienen seis días para causar estragos

Publicado

en

Una persona asintomática con COVID-19 inicia el periodo de mayor transmisibilidad a partir del quinto o sexto día desde su contagio, y entonces puede expandir el virus durante seis días de fuerte riesgo, inclusive sin sentir ni un solo síntoma.

Así informó el Ministerio de Salud a través de una publicación que analiza la dinámica de contagiosidad del virus pandémico en cuatro escenarios: personas sin síntomas, con síntomas leves, graves y en condiciones críticas.

Posterior a los seis primeros días, los asintomáticos desarrollan la etapa de menor contagio que puede extenderse de 10 a 14 días desde la exposición. Luego de ese lapso la transmisibilidad es prácticamente nula. De ahí que, con el nuevo protocolo vigente, el aislamiento de 14 días desde una exposición es suficiente para ir controlando la cadena de contagio.

En cuadros leves

En este caso el virus es muy transmisible; el contagio se inicia a partir del cuarto día luego de la exposición de un caso positivo. Los síntomas se manifiestan por lo general al 6º día después de haber entrado en contacto con un infectado con el virus SARS CoV-2.

El periodo de mayor transmisibilidad en este caso se extiende hasta siete días posterior al inicio de síntomas. Al cabo de dos semanas el virus no es transmisible. En este grupo también es importante el aislamiento de 14 días para cortar la cadena de contagios.

Casos graves

La persona gravemente enferma con COVID-19 cuenta con un alto nivel de contagiosidad. El inicio del periodo de contagio es similar al registrado en los casos leves.

Los síntomas se presentan al 6º día de entrar en contacto con un caso positivo. El periodo de transmisión del virus se extiende de 12 a 17 días después del inicio de síntomas. Luego de este lapso la transmisibilidad del virus se reduce o es poco transmisible. LN

Sigue leyendo
Anuncio

Tendencias