Conectate con nosotros

Internacionales

La caza de los últimos nazis continúa

Publicado

en

Las justicias de Alemania y Estados Unidos todavía siguen la pista de criminales de guerra de la Segunda Guerra Mundial.
Fotografía del visado facilitado por EE UU en 1949 a Jakiw Palij, antiguo guardia nazi. EFE
Sólo la biología acabará con la búsqueda de los criminales nazis que cometieron atrocidades durante la Segunda Guerra Mundial. Mientras exista la posibilidad de que alguno de ellos siga vivo, instituciones de Alemania y Estados Unidos, así como expertos de Israel y Francia, seguirán tratando de localizarlos y de enviarlos ante los tribunales. Nuevos nombres siguen apareciendo en el radar de la justicia. Efraim Zuroff, director del Centro Simon Wiesenthal de Jerusalén, que ha dedicado toda su vida a la caza de estos criminales, sostiene que está ahora mismo estudiando dos casos que acaban de surgir en Estados Unidos, en Hawái y Florida.

La semana pasada fue deportado desde Estados Unidos a Alemania Jakiw Palij, de 95 años, tras un proceso que se prolongó desde los años noventa. La justicia estadounidense consideró que había mentido cuando entró en 1947 en el país del que era ciudadano desde 1957, al ocultar que había pertenecido a las SS. La fiscalía alemana, en cambio, considera que será casi imposible procesarlo, no tanto por su edad y su estado de salud (ha sufrido dos ictus), como por la dificultad para encontrar pruebas que le impliquen directamente en matanzas.

Su caso, y en realidad todos los casos que pueden quedar activos, refleja la inmensa complejidad del Holocausto y de la Segunda Guerra Mundial. Palij nació en un territorio que entonces pertenecía a Polonia y ahora a Ucrania, países que rechazaron acogerle cuando EE UU anunció su expulsión. Finalmente fue aceptado por Alemania. Muchos de los perpetradores del Holocausto eran ciudadanos de países ocupados por los nazis, donde existía un antisemitismo tan furibundo como el de Hitler, y al final de la guerra, en 1945, se fundieron con el inmenso flujo de refugiados que recorría el mundo tras el cataclismo y se desperdigaron por América Latina, Estados Unidos, Australia, Canadá… No se trata de grandes jerarcas, de los que ya no queda ninguno vivo, sino de asesinos anónimos sin los cuales el mayor crimen de la historia nunca hubiese sido posible.

«Si se acepta mi definición de criminal de guerra nazi como cualquiera que, al servicio de la Alemania nazi, participó activamente en la persecución y el asesinato de civiles inocentes, probablemente siguen vivos unos cientos, como mínimo», explica Efraim Zuroff desde Jerusalén. «Otra cuestión diferente es cuántos de ellos podrán ser juzgados. Dudo mucho que nadie que viva fuera de Alemania llegue a enfrentarse a un proceso», prosigue. Todos los investigados actualmente tienen más de 90 años. La Segunda Guerra Mundial empezó el 1 septiembre de 1939, hace ahora 79 años.

Sobre los dos casos que está empezando a investigar en Florida y Hawái, el veterano cazador de nazis del Centro Wiesenthal prefiere no dar detalles. Zuroff ha trabajado en el principal expediente que se mantiene abierto actualmente en EE UU: se trata del proceso contra Michael Karkoc, que fue comandante de la Legión de Autodefensa Ucrania, dependiente de las SS, y que participó en matanzas de civiles polacos. Polonia pide su extradición, aunque no será fácil: tiene 99 años, llegó a Estados Unidos en 1947 y lo niega todo. La institución que en EE UU se ocupa de investigar a posibles criminales de guerra para expulsar del país hacia los países donde cometieron los crímenes se llama la Oficina de Investigaciones Especiales.

Empujada por la sensación de que cada vez queda menos tiempo, Alemania mantiene abierta una Oficina Especial para la Investigación de los Crímenes de la Segunda Guerra Mundial, dirigida por Jens Rommel. De los últimos 30 casos revisados, 22 se cerraron por el estado de salud del investigado, tres por su muerte y cinco se mantienen abiertos en diferentes fiscalías del país, según explicó el propio Rommel a la cadena francesa France Culture, que ha emitido este verano una serie de reportajes sobre la historia de la caza de nazis. Sus responsables calculan que a partir de 2025 se acabará su trabajo, cuando ya no quede nadie que viviese aquel periodo como adulto.

Esta oficina, situada en Ludwigsbourg, ha elaborado fichas de 1,7 millones de personas con los nombres de todos los criminales nazis conocidos hasta ahora. La ficha 3 AR-Z 95/96 corresponde por ejemplo a Josef Mengele, el sádico médico de Auschwitz que murió en Brasil en 1979 sin haber sido nunca juzgado. Trabajan actualmente ocho personas, que a lo largo de los años han trillado todas las fichas de entrada a EEUU durante los años posteriores a 1945.

Gracias a una sentencia relacionada con los atentados del 11 de septiembre de 2001, se produjo un importante cambio legal en Alemania que facilitó el trabajo de esta oficina. En enero de 2007, Munir el Motassadeq fue condenado a 15 años de prisión por ayudar económicamente a uno de los terroristas del 11S. Se consideró que, aunque su papel fue pequeño, fue necesario para el asesinato masivo y que, por lo tanto, era culpable como cómplice. Los fiscales que perseguían nazis consideraron que esa misma doctrina era aplicable a personas que estuvieron en campos de exterminio como el contable de Auschwitz, Oskar Gröning, que acabó condenado en 2015 a cuatro años de cárcel acusado de complicidad en la muerte de 300.000 judíos.

Si, por lo tanto, la fiscalía logra demostrar a través de documentos que alguien sirvió en un campo de exterminio nazi se convertiría inmediatamente en culpable de complicidad. Teniendo en cuenta los años que han pasado, resulta cada vez más difícil encontrar testigos, pero sí hay millones de documentos disponibles y siguen apareciendo. Sin embargo, en los campos de concentración la situación es diferente, porque sigue siendo necesario demostrar judicialmente que el acusado estuvo directamente implicado en atrocidades. Es el motivo por el que Palij no es perseguido en Alemania. «Necesitaríamos evidencias que le conecten directamente con un crimen, pero por ahora no las hemos encontrado», explicó Jens Rommel a la Deutsche Welle.

La Fiscalía de Würzburg abrió una investigación en 2015 y la cerró por falta de pruebas. Pero las seguirán buscando. Preguntado sobre el sentido de perseguir a ancianos de más de 90 años por crímenes cometidos hace décadas, Rommel respondió a la radio francesa: «Es un deber político y moral de la sociedad». Y un deber que no acaba en la Segunda Guerra Mundial. Conforme pasan los años, la Oficina de Investigaciones Especiales se centra cada vez más en buscar culpables de atrocidades cometidas mucho más tarde, en Guatemala, Bosnia o Ruanda.

EL HOLOCAUSTO DE LAS BALAS
La Shoah, el exterminio de los judíos de Europa, comenzó con balas y luego continuó en las cámaras de gas de los campos de exterminio nazis. Sin embargo, la mayoría de los criminales investigados por la mayor atrocidad de la historia están relacionados con la planificación del Holocausto o con los campos de la muerte, no con los fusilamientos masivos que se llevaron a cabo sobre todo entre 1939 y 1941 en Polonia y en el territorio de la antigua URSS y en los que fueron asesinados un millón de personas.

En los últimos 40 años, no ha sido juzgado ningún miembro de los Einsatzgruppen, los escuadrones móviles que se ocupaban del llamado Holocausto de las balas. Según Zuroff, todavía podrían estar vivos varias decenas de aquellos perpetradores. De hecho, Alemania está investigando actualmente tres casos. Sin embargo, la búsqueda de pruebas es especialmente compleja, no sólo por la falta de supervivientes sino porque no resulta nada sencillo demostrar documentalmente que alguien que formaba parte de una unidad que participó directamente en una matanza. Muchas de ellas, además, fueron perpetradas por colaboradores locales.
EL PAIS

Sigue leyendo
Comentarios

Internacionales

Celdas de puro cemento a prueba de sonidos, 23 horas al día: así será el ‘entierro en vida’ del Chapo

Publicado

en

Joaquín «El Chapo» Guzmán ya ha sido trasladado de la prisión de Manhattan (Nueva York), donde permaneció arrestado durante el proceso judicial en su contra, según confirmó su defensa, que desconoce el paradero de su cliente, si bien todo apunta a que su destino es la «Alcatraz de las Rocosas», en Colorado.

FUENTE: EFE

La abogada Mariel Colón aseguró que ayer, en torno a las 17.40 hora local (21.40 GMT), la defensa del Chapo recibió la notificación de que su cliente se encontraba “en tránsito” y que había sido trasladado al aeropuerto, aunque no pudo certificar el paradero del condenado por narcotráfico ni si está fuera del Estado de Nueva York.

Según el New York Post, el Chapo ya podría estar en la cárcel de máxima seguridad (Supermax) del estado de Colorado, conocida como la “Alcatraz de las Rocosas”. La Administrative Maximum Facility (ADX), en Florence, es de las más seguras del mundo y está a 90 millas al sur de Denver.

La defensa del Chapo afirmó que todo esto “deja muy claro” que las autoridades estadounidenses sabían que iban a trasladarlo cuanto antes de la prisión de Manhattan y criticó no haber recibido ninguna explicación, insistiendo en que no sabe si tienen a su cliente “escondido” en Nueva York o en otro lugar.

El juez federal que llevó el caso contra el narcotraficante mexicano, Brian Cogan, dictó ayer con su sentencia a cadena perpetua que la decisión sobre la prisión donde El Chapo pasará el resto de sus días tomará en torno a 60 días.

En principio, el Chapo iba a pasar dos meses en el penal de máxima seguridad de Manhattan, donde no puede salir al exterior y que, según dijo ayer el capo, ha supuesto para él una “tortura” física y psicológica desde que llegó extraditado a Estados Unidos en enero de 2017.

Diferentes analistas apuntan a que el Chapo podría cumplir la condena en la prisión federal de máxima seguridad en Colorado, el “Alcatraz de las Rocosas”, la cárcel más segura del país, que podría ser la escogida por el juez Cogan.

Esta prisión, Administrative Maximum Facility (ADX), en Florence, en el estado de Colorado, es de las más seguras del mundo y es conocida también como Supermax, 90 millas al sur de Denver.

Abrió sus puertas en 1994 para albergar a los reos más peligrosos y otros que representen amenaza para la seguridad nacional.

El confinamiento en solitario y de extrema seguridad que ha vivido Guzmán Loera desde que fue extraditado desde México a EE.UU. en enero de 2017, -en una celda de 18 metros cuadrados en la cárcel federal en Manhattan con una ventana opaca-, continuará por el resto de su vida en este país.

Las celdas en la ADX son paredes de cemento y a prueba de sonido para evitar la comunicación con otros reos, algunas sin ventanas, donde los reclusos pasan 23 horas a solas, con contacto mínimo con personal de la ADX. Las tuberías de las unidades en que está dividida la prisión no transmiten sonidos.

A esta prisión son enviados aquellos que el sistema federal de prisiones ha declarado los más peligrosos, como líderes de pandillas violentas, terroristas, o reos que han atacado a otros prisioneros o a oficiales de seguridad de cárceles a través del país.

La ADX alberga hasta 405 reos y entre los que estuvieron allí figuró Timothy McVeigh, condenado a pena capital y ejecutado en 2001 por el atentado contra el edificio federal en Oklahoma, en 1995, que costó la vida a 168 personas y 600 heridos.

Allí están José Padilla, de origen puertorriqueño, conocido como el “talibán boricua”, por su apoyo a la red terrorista Al Qaeda; Mahmud Abouhalima, por el atentado contra las Torres Gemelas en el 1993; el asesino en serie, el médico Michael Swango, y el “Unabomber” Ted Kaczynski, profesor de matemáticas que enviaba cartas bomba.

También el franco-marroquí Zacarías Moussaoui, por su conspiración en los atentados terroristas del 11-S, o Dzhokhar Tsarnaev, condenado a pena de muerte por las dos bombas caseras que mataron a tres personas e hirieron a otras 264, en el maratón de Boston en 2013, cuya sentencia apeló el pasado diciembre.

Sigue leyendo

Internacionales

Embrapa estuda bois que comem menos e engordam até 20% a mais do que o restante do rebanho

Publicado

en

Com sede em Goiás, Centro de Desenvolvimento analisa 2 mil touros por ano. Objetivo da pesquisa é o melhoramento genético para a redução dos gastos com alimentação dos animais.

Por Márcio Venício, Janaina Honorato e Paula Resende, TV Anhanguera e G1 GO

14/07/2019 08h42  Atualizado há 2 dias


Confira alimentação mais indicada para gado, em GoiásJornal do Campo GO–:–/–:–

Confira alimentação mais indicada para gado, em Goiás

Confira alimentação mais indicada para gado, em Goiás

O Centro de Desempenho Animal da Empresa Brasileira de Pesquisa Agropecuária (Embrapa) estuda bois que engordam 20% a mais que o restante do rebanho, com a mesma alimentação. O projeto analisa touros de todo o país.

«Animais que são excelentes para ganhar peso, com qualidade de carne, reprodução, mas também econômicos. Animais que comem menos na mesma base de ganho, isso significa o que? Mais dinheiro no bolso do produtor», destaca o pesquisador Cláudio Magnabosco.

O projeto da Embrapa Cerrados começou há 3 anos, em Santo Antônio de Goiás. A pesquisa é desenvolvida com o apoio de pecuaristas goianos, do Tocantins, de Moto Grosso do Sul, da Bahia, de Minas Gerais e de São Paulo.

Por ano, são avaliados em fazendas de todo o país cerca de 2 mil animais das raças nelore, brahman, guzerá e tabapuã. Destes, 100 são selecionados para integrar o estudo. Os touros chegam ao projeto com oito meses de vida e ficam 294 dias no pasto.

“A gente agrupa esses animais e faz essa padronização porque em algumas fazendas têm um sistema de criação um pouco diferente, só com pasto, com suplemento, com desmame precoce, alguns colocam animal no cocho. Então, a gente faz essa padronização para que os animais sejam avaliados dentro do mesmos critérios», complementa o pesquisador Marcos Fernando Costa.

Estudo da Embrapa é feito em fazenda de Goiás — Foto: Reprodução/TV Anhanguera

Estudo da Embrapa é feito em fazenda de Goiás — Foto: Reprodução/TV Anhanguera

Após este período, somente os que são considerados de elite vão para a etapa seguinte: a nutrição com silagem excelente. Nesta fase, é coletado material para fazer a genotipagem e exame de DNA.

“A gente vai identificar dentro desse rol de animais disponíveis quais têm um diferencial do ponto de vista de desempenho global. A gente faz uma avaliação via ultrassonografia desses animais para ver como é o rendimento de carcaça, como é o acabamento de carcaça», explica Eduardo Da Costa Eifert, que também é pesquisador.

Tecnologia

O curral é todo automatizado. Ao passar pelo bebedouro, por exemplo, o animal é pesado. O cocho também é uma balança, que indica quanto o boi come por dia.

«Com essa evolução tecnológica da automação pecuária, das parcerias, da tecnologia brasileira desenvolvida, hoje conseguimos gerar informações que realmente fazem a diferença e colocam o Brasil na vanguarda mundial em termos de informações tecnológicas de bovinos de corte», afirma Cláudio.

Todas as informações são enviadas para um sistema de dados nacional. Com isso, os especialistas visualizam em tempo real o desempenho de cada boi.

«Temos informações em tempo real do que ele é geneticamente. Esse touro da Embrapa está, a cada mil, entre os cinco melhores do Brasil’, ressalta Cláudio.

Os melhores touros são disponibilizados para leilões e para centrais de inseminação artificial. «A coleta de sêmen e a distribuição em âmbito nacional permitem que se atinja todo território nacional e até mesmo a América Latina, como Paraguai, Bolívia, Colômbia e Argentina», complementa o pesquisador.

Sigue leyendo

Internacionales

Guaíra – FAKE NEWS: parte da ponte Ayrton Senna não caiu

Publicado

en

Circula pelas redes sociais, principalmente no WhatsApp, imagens de que parte da ponte Ayrton Senna, que liga a cidade de Guaíra/PR a Mundo Novo/MS, teria caído. Mas as imagens não passam de Fake News.

A Polícia Rodoviária Federal informa que as imagens não são da Ayrton Senna e que o trafego segue normal. Alguém usou imagens da PRF fazendo um bloqueio, além de uma imagem onde parte de uma ponte teria caído, para “fabricar” a Fake News.

Esta ponte que aparece nas imagens não é da Ayrton Senna em Guaíra.

Portanto, quem precisa usar a rodovia BR 163 no sentido de ir do Paraná ao Mato Grosso Sul, passando pela cidade de Guaíra, pode seguir normalmente.

Redação Portal Guaíra

Sigue leyendo

Más popular