Nacionales

Piden que el comercio tenga un trato igual que la maquila

Tras la publicación del Diario Oficial de la Unión (DOU), del Estado federal brasileño, de la Instrucción Normativa de la Receita Federal para la instala­ción de zonas libres de impues­tos en ciudades fronterizas, se renovó la preocupación de los empresarios del comercio de Ciudad del Este y de las demás ciudades que dependen de las compras de los brasileños, por el daño que causará a la econo­mía local.

“Otra vez estamos en la misma situación, pero ahora es peor porque ya se cumplieron todos los pasos legales y estamos a puertas de la instalación de los Free Shop en Foz de Iguazú, lo que perjudicará en grande al comercio de Ciudad del Este”, expresó Said Taigem, vice­presidente de la Cámara de Comercio y Servicios de la capi­tal de Alto Paraná. Indicó que el gremio al que pertenece “está pidiendo urgente que se adop­ten medidas similares para que las ciudades comerciales fronterizas con Brasil puedan seguir siendo competitivas”.

Said Taigem. Said Taigem.
“Para qué se hizo el Mercosur si los países vecinos deciden todo solos qué hacer, sin tener en cuenta a sus socios del Mercado Común del Sur. No se puede seguir así. La econo­mía de esta gran región sigue dependiendo en su mayor porcentaje del comercio de Ciudad del Este”, manifestó el empresario, muy ofuscado por la situación.

Remarcó que son 100.000 personas desde dueños, empleados, trabajadores de la calle y de todos los secto­res que se mueven en torno al comercio de Ciudad del Este.

Como solución, “nosotros ya planteamos que la ciudad se convierta en el Centro Inter­nacional de Comercio con reducción de impuestos que nos permitan seguir siendo competitivos”. Taigem men­cionó además que “así como para el régimen maquila de la industria se concede 1%, nosotros también revende­mos a Brasil y necesitamos mejores ventajas impositivas para hacer atractivo de nuevo el comercio que sigue siendo la mayor fuente de trabajo”.

COTA DE COMPRAS A US$ 150
En la misma Instrucción Normativa de la Receita Federal se menciona que en julio del 2018 debe entrar en vigencia la reducción de la cota de compras a US$ 150 de los actuales US$ 300. Esto es por mes para los viajantes por vía terrestre sin el pago de impuestos. Si pasa la cifra, los brasile­ños deben pagar por la diferencia.

La medida ya fue resuelta en el 2014 y viene posponiéndose cada año por pedido del gobierno, de los comerciantes de Ciudad del Este y Foz de Yguazú. En el sector comercial de Foz también hay preocupación sobre el daño que causaría la reducción de la cota porque vendrían menos turistas a la zona. El año pasado, los comerciantes de Foz hicie­ron bastante lobby junto a los de Ciudad del Este, Saltos del Guairá y Pedro Juan Caballero, para lograr una nueva prórroga. La nacion

Comentarios

Más popular

Arriba